¡Que oscuridad!

El Boalo

La retirada de las delegaciones a una edil de Soy Vecino deja en el aire el futuro del cuatripartito.

Por ENRIQUE PEÑAS

Cuando en junio de 2011 se acabó firmando el e gobierno entre PSOE, Izquierda Unida – Alternativa Ciudadana, Soy Vecino (con dos concejales cada uno) y Juntos Por El Boalo (un edil), ya había quienes aventuraban la escasa viabilidad del acuerdo. Ahora, dos años y medio después, el pacto parece estar en el aire después de que el pasado 8 de octubre se aprobase un decreto por el se retiraban todas las delegaciones a la edil Carmen Bello (Soy Vecino), teniente de alcalde de Cerceda y responsable de las áreas de Urbanismo y Medio Ambiente. De este modo, Bello se mantiene como concejal, con su sueldo intacto, aunque sin desempeñar ninguna función. La segunda representante de Soy Vecino, Blanca Ruiz, continúa como edil de Economía, Hacienda y Contratación.

Silencio del Ejecutivo
Desde el Equipo de Gobierno, encabezado por el socialista Javier de los Nietos, han evitado pronunciarse sobre la complicada situación en que se queda el cuatripartito. De hecho, fuentes del Ejecutivo indicaron a El Faro del Guadarrama que por el momento no van a realizar ningún comunicado oficial, si bien reconocían que la situación es “delicada” y que, “en cuanto sea posible” ofrecerán más información acerca de este tema.

Sí quiso hablar en cambio la anterior alcaldesa y actual portavoz del Partido Popular, Carmen Díaz Carralón, recordando que el PP fue el partido más votado en los comicios de 2011 (se quedó a escasos votos de revalidar la mayoría absoluta que había disfrutado la pasada legislatura) y que está situación es consecuencia de “este tipo de pactos contra natura que se hacen de espaldas a las urnas y a los vecinos, con total opacidad”. “La única razón del acuerdo es que cobren todos”, señalaba.

Nula capacidad de gestión
“Nuestra opinión ahora es que se debería tener en cuenta lo que las urnas dijeron hace dos años, y también que nos parece lamentable todo lo que está pasando”, indicó, añadiendo que el Ejecutivo se ha caracterizado por una “absoluta falta de capacidad de gestión”. “Todavía es pronto, pero estamos analizando la situación”, subrayaba la edil, para apuntar después que el objetivo en cualquier caso ha de ser el de “encontrar una estabilidad lógica para el Ayuntamiento, no un arreglo ni un apaño, mirando por el bien del pueblo y de todos los vecinos”. Todo ello con la lógica sombra de una hipotética moción de censura (aunque también con todos los matices que impone el actual pacto antitransfuguismo), posibilidad sobre la que Díaz Carralón no quiso aventurarse.

A juicio de la ex regidora, la fulminante retirada de las delegaciones de Carmen Bello obedece a “razones oscuras”. “Desconozco las causas, pero supongo que será falta de entendimiento; son arreglos y desarreglos que responden a motivos opacos”, manifestaba, añadiendo que quizá “se ha querido buscar un chivo expiatorio para justificar la nula actuación del Equipo de Gobierno durante este tiempo”.

Que algún grupo reaccione
Por otra parte, mostró su “esperanza” de que “algún grupo reaccione” y “podamos hablar”, para terminar diciendo que el PP se está planteando la posibilidad de pedir un pleno extraordinario (el ordinario se celebraría en principio el último jueves de este mes) con el fin de que cada partido se pronuncie sobre esta complicada situación.

Este periódico también intentó ponerse en contacto con la edil Carmen Bello para conocer de primera mano su valoración., aunque al cierre de esta edición no había sido posible contactar con la todavía concejala de Soy Vecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *