Nuevo Plan E: 26 millones de € para los municipios de la Sierra

image

El nuevo Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, más conocido como Plan E, destinará 678 millones de euros a los 179 municipios de la Comunidad de Madrid (un tercio menos que en la primera edición de esta iniciativa). De esta cantidad, 26 millones irán a parar a los municipios de la Sierra, que tienen ahora tres meses para presentar los distintos proyectos que se financiarán con cargo a este fondo aprobado por el Gobierno central y que será gestionado por el Ministerio de Política Territorial, a cuyo frente está Manuel Chaves. Como novedad, destaca que un 20 por ciento se podrá destinar a hacer frente a los gastos corrientes derivados de la prestación de los servicios sociales de competencia municipal. Además, habrá una comisión de seguimiento integrada por representantes de la Federación Madrileña de Municipios, CEIM y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras para controlar los proyectos presentados.

Por municipios, dentro del ámbito de la Sierra, el que más se llevará será de nuevo Collado Villalba (5,9 millones de euros), seguido de Galapagar, Torrelodones y San Lorenzo de El Escorial. Así queda la distribución de este Fondo Estatal en la comarca:

Alpedrete, 1.068.171 euros; Becerril de la Sierra, 434.115; El Boalo, 672.752; Cercedilla, 753.509; Colmenarejo, 861.832; Collado Mediano, 694.806; Collado Villalba, 5.908.903; El Escorial, 1.607.881; Galapagar, 3.379.544; Guadarrama, 1.547.881; Hoyo de Manzanares, 806.156; Los Molinos, 492.753; Moralzarzal, 1.223.559; Navacerrada, 289.187; Robledo de Chavela, 407.889; San Lorenzo de El Escorial, 1.875.231; Torrelodones, 2.295.227; Valdemorillo, 1.177.289; y Zarzalejo, 158.810 euros.

Los proyectos presentados deberán englobarse en tres grandes líneas:

Sostenibilidad económica: parques empresariales, científicos y tecnológicos; infraestructuras de innovación y desarrollo tecnológico; despliegue y acceso a las redes de telecomunicaciones de nueva generación, etc.

Sostenibilidad ambiental: ahorro y eficiencia energética y de recursos hídricos; accesibilidad y uso de energías renovables; movilidad urbana sostenible; refuerzo de medios de transporte menos contaminantes.

Sostenibilidad social: centros de servicios sociales, sanitarios, culturales y deportivos; gasto corriente destinado a servicios sociales, principalmente educación y atención a personas en situación de dependencia.

Por otra parte, se mantiene la exigencia de que los nuevos contratos se realicen a trabajadores inscritos como demandantes de empleo, con prioridad para los parados de larga duración (más de 12 meses registrados).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *