Abetos navideños

Abeto

El uso de abetos vivos como adorno navideño, que comenzarán a venderse hoy en muchas localidades, divide a las organizaciones ecologistas, porque mientras que a unas les parece que es una práctica sostenible, otras la critican porque supone “sacrificar” hasta dos millones de árboles cada año.

Ecologistas en Acción o Amigos de la Tierra censuran el “sacrificio” de millones de ejemplares cultivados en vivero y resaltan la escasa probabilidad de que sobrevivan tras las fiestas. Por otr lado, la organización WWF-Adena defiende la mayor sostenibilidad de esos árboles frente a los artificiales que son, en su opinión, “más contaminantes”.

De los “millones de árboles” que adornarán este año los hogares del país, procedentes en “un 90%” de los viveros existentes en Cataluña, País Vasco y Navarra “sólo podrá recuperarse” uno de cada mil, explicó el miembro de la Comisión Medioambiental de Ecologistas en Acción, Luciano Labajos.

El ecologista detalló que “es muy difícil” que los abetos sobrevivan una vez replantados ya que son de una especie autóctona perteneciente a países del norte de Europa que no se adapta bien a la características de los ecosistemas mediterráneos.

Labajo denunció que las campañas de rehabilitación en viveros municipales que existen en “varias ciudades” no son “efectivas”, ya que “la mayoría” de árboles llegan al vivero muertos, y consideró que sería “más sostenible” una campaña en la que el vendedor fuera el encargado de recoger y recuperar los árboles una vez pasadas las fiestas.

A su juicio, la venta “masiva” fomenta la “concepción” de los árboles “como objeto de usar y tirar” y destacó que esa actividad supone la muerte anual de ejemplares en un país con “graves problemas” causados por la erosión y los incendios.

Sin embargo, la responsable del Programa de Bosques de WWF-Adena, Lourdes Hernández, explicó que la utilización de abetos cultivados en viveros como adorno navideño “es positiva”, evita “que se arranquen” ejemplares salvajes y es “menos contaminante”.

Hernández reconoció la escasa probabilidad de recuperación de los abetos, pero defendió su uso frente a los artificiales pues, mientras éstos “generan dióxido de carbono” durante su fabricación y suponen un residuo “muy contaminante”, los ejemplares naturales componen un desecho “totalmente biodegradable” una vez muertos.

WWF-Adena y la Escuela de Ingenieros Forestales de la Universidad Complutense de Madrid han llegado a un acuerdo esta Navidad por el que la segunda donará a la organización ecologista 1 euro por cada abeto vendido. El montante obtenido se dedicará a proyectos de reforestación de las zonas que se quemaron este verano en Galicia.

El catedrático de Análisis Geográfico de la Universidad de Alcalá de Henares Emilio Chuvieco explicó que, aunque la venta de abetos “no es el uso más sostenible”, en su opinión es “más preocupante” el caso de los ejemplares que se “arrancan” de los bosques “de forma pirata” y luego son vendidos en mercadillos navideños como el de la Plaza Mayor de Madrid.

Un portavoz de Amigos de la Tierra, otra organización que también está llevando a cabo una campaña de reforestación en montes gallegos, rechazó el uso de árboles vivos como decoración de navidad y advirtió de que, aunque el árbol de navidad es “una tradición importada”, “todo el mundo” puede “fabricar su propio adorno” utilizando troncos secos y otro material reciclado.

Un pensamiento en “Abetos navideños

  1. HAY UN ERROR, EL ABETO ES TAMBIEN UNA ESPECIE AUTOCTONA DE ESPAÑA COMO LO SON SIETE ESPECIES DE PINOS. UN ABETO EL ABIES PINSAPO ES LLAMADO EN INGLES ABETO ESPAÑOL POR SER NATIVO DE LAS SIERRAS DE ANDALUCIA.
    EL ABETO ES UN ARBOL DE DIFICIL MANEJO FUERA DEL BOSQUE EN ESPAÑA O EN FINLANDIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *