Archivada la denuncia contra la alcaldesa de El Boalo, Cerceda y Mataelpino

image

La denuncia contra la alcaldesa de El Boalo, Carmen Díaz Carralón (PP), por un presunto delito de cohecho impropio ha sido archivada por el Juzgado número 3 de Colmenar Viejo, cerrándose así este capítulo de forma definitiva (la acusación no ha presentado recurso), casi cuatro años después de que el constructor Antonio Gata llevase este caso a los tribunales, tal como relató en su momento El Faro del Guadarrama. El citado promotor, responsable de la mercantil Cergasa S. L., acusaba a la regidora de haberle reclamado 120.000 euros para agilizar la tramitación de un expediente urbanístico en Cerceda, asegurando incluso que se habían realizado distintos pagos, hechos que ahora han quedado en nada tras su paso por los tribunales. De hecho, el juez acordó, en resolución del pasado 22 de noviembre de 2010, el archivo y sobreseimiento de la causa a petición de la propia Fiscalía, una vez estudiados los informes de la Guardia Civil y del perito judicial, “en donde se decía que la única prueba que se presentaba, que era una grabación, no reunía los requisitos mínimos ni siquiera para que fuera analizada”, explicaba el lunes la alcaldesa de El Boalo, añadiendo que el perito llegaba a hablar de una posible manipulación de la grabación. Desmontada la prueba de la grabación en minidisc, la acusación particular del PSOE se retiró también del proceso, despejando el horizonte para Carmen Díaz.

Ya en marzo de 2010, tras la publicación de la noticia acerca de la imputación de la alcaldesa, su abogado, Javier Iglesias, aseguraba que la denuncia realizada por el constructor Antonio Gata “no tiene verosimilitud”. “Habla de que se había retrasado su expediente y que se habían realizado unos supuestos pagos para acelerar los trámites, pero se demuestra cronológicamente que esto no es así, y que además no coinciden las fechas de esos pagos con los momentos de la tramitación”, explicaba el letrado.

Iglesias manifestaba igualmente que la regidora no había visto incrementado su patrimonio desde que accedió a la Alcaldía, añadiendo que ya se desestimó la existencia de un posible caso de prevaricación, a lo que se une ahora el archivo de la causa por un presunto cohecho.

Intereses políticos
Se llega así al final de un proceso que se inició apenas cinco días antes de los comicios municipales del 27 de mayo de 2007, con el objetivo, según indicaba la defensa de Carmen Díaz, de “interferir en el proceso electoral”.

“Es un proceso que me ha hecho sufrir mucho; ha sido muy desagradable, personal, familiar y políticamente”, señalaba esta semana la alcaldesa, mostrando su satisfacción por el archivo y sobreseimiento de un caso que “ha durado muchísimo”, lamentando finalmente que cierta gente haya tratado de “sacar rédito político de esta situación”.

Publicado en El Faro