NAVIDAD

Todos los años en fechas navideñas se nos despierta un fervoroso espíritu solidario que nos anima a mejorar para ayudar a los demás.

En estos días se ha recibido con cierto interés el ansiado ingreso de la paga extraordinaria. Enseguida surge el impulso de ir a gastar, sin pensar demasiado lo que ha costado ganarlo y muchas veces se gasta en lo que no se necesita. Consumir por consumir.

Actualmente el moderno concepto de solidaridad ha desplazado a la caridad de antaño, aquella que perdura ocultamente en el tiempo sin protagonismos.

Están bien los programas solidarios, en donde las firmas comerciales aportan dinero a una causa noble, siempre que no abusen de un retorcido marketing.

Como norma de conducta, extender la mano al débil, al desarraigado, al que sufre, siempre es objeto de íntimo desprendimiento y de amor profundo. No debemos olvidar que Navidad son todos los días de nuestra existencia.

VIR COLLADO VILLALBA Y EL BOALO

Ambulancia.jpg

COLLADO VILLALBA Y EL BOALO
Incertidumbre sobre el paradero del Vehículo de Intervención Rápida: dos localidades para la misma unidad
Plataformas sanitarias y profesionales denuncian que el VIR villalbino se comparte con Cerceda por motivos “políticos”

Los vecinos de Collado Villalba y El Boalo ignoran que comparten el mismo Vehículo de Intervención Rápida (VIR), a pesar de los 12 kilómetros que separan ambas poblaciones. El director gerente de Atención Primaria del Área 6, Alfonso Cañete Díaz, ha asegurado, a través de la concejal de Sanidad del Consistorio villalbino, Marisa Antón, que el vehículo “duerme” en Cerceda, en respuesta a una pregunta planteada desde la Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Collado Villalba.
Aunque el VIR está adscrito a Collado Villalba, el Centro de Salud de la calle de Los Madroños no cuenta con instalaciones para que el vehículo pernocte con todas las garantías. Siempre se había pensado que cuando termina su jornada laboral, hacia las nueve de la noche (entra en servicio 12 horas antes) el VIR es trasladado a Madrid y traído a la Sierra a la mañana siguiente. Pero las informaciones a este respecto empiezan a ser confusas y contradictorias. El VIR ha sido visto en Cerceda y no sólo a las horas en las que “debía estar pasando la noche”.
“Lo que está claro es que algo falla, alguien no está diciendo la verdad” asegura Tomás Alberich, concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Collado Villalba y miembro de la Plataforma.

VIR en vez de ambulancia

A través de Acción Vecinal para la Mejora de la Sanidad (AVEMESA), su portavoz, Carlos Lages, denunciaba que el VIR que ahora atiende las emergencias médicas en El Boalo, Cerceda y Mataelpino es tan sólo un “parche” traído desde Collado Villalba para tratar de resolver el problema de la falta de una ambulancia, según informaba EL TELÉGRAFO en la edición de la semana pasada.

Lages denuncia la “manipulación desde la Consejería de Sanidad” con la utilización de la misma unidad móvil para atender las urgencias de Collado Villalba y El Boalo, dos municipios que, además, pertenecen a dos Áreas de Salud independientes (el primero a la 6 y el segundo a la 5). A juicio del portavoz de la plataforma vecinal se trata tan sólo de “traer de vez en cuando el ‘cochecito’ de urgencias” en vez de resolver el problema de la falta de una ambulancia.

No sólo AVEMESA ha denunciado esta situación. En este mismo sentido, profesionales sanitarios de la zona, que prefieren guardar el anonimato, señalaban hace una semana que el VIR ha sido trasladado a Cerceda para que “lo vean los vecinos de esta localidad”, hecho que provoca problemas de asistencia en Collado Villalba debido a los tiempos de viaje entre ambos municipios. Además, en caso de no contar con el VIR allí, el vehículo de emergencias más cercano tiene que venir desde el Hospital de San Lorenzo de El Escorial, con tiempos “nunca inferiores a los 15 minutos”.

En Cerceda durante el día

El hecho es que la fotografía que ilustra nuestra portada, tomada el pasado miércoles 15 de diciembre a las 13 horas en el Centro de Salud de Cerceda por un redactor de este periódico, parece rebatir el argumento de que el VIR sólo pernocta en Cerceda. En ningún momento, desde la Consejería de Sanidad se ha aclarado si existe un solo vehículo para ambos municipios o si, por el contrario, se trata de dos unidades distintas. Sin embargo, desde AVEMESA se asegura que la matrícula y el número de la unidad “son los mismos”.

En cualquier caso, EL TELÉGRAFO no ha podido comprobar la ‘identidad’ del VIR villalbino porque todavía no ha sido visto en el Centro de Salud, a pesar de que varios redactores han pasado por el lugar en distintos momentos del día. Sin embargo, personal sanitario de este Centro, que prefiere no revelar su identidad, ha señalado que ha estado “alguna mañana”.
E. C – M. C. /C. Villalba El telegrafo 241204

Noche del 24D

nacimiento04.jpg

La noche del 24D

Ateo convencido, Jean-Paul Sartre escribió una breve e intensa obra sobre la Navidad durante su cautiverio, en plena segunda guerra mundial, explica cómo en la noche del 24 de diciembre, de hace más de veinte siglos, nació en Belén la esperanza. Bariona, el hijo del trueno es toda una sorpresa, además de una radiografía del ser cristiano.A Sartre le costó reconocer que, en la Navidad de 1940, mientras compartía cautiverio con otros presos de los nazis en el Stalag 12D, quiso aportar su granito de arena a que la noche en que Jesús vino al mundo se celebrara de un modo especial. Para eso, puso de su parte su mayor don –la palabra– y lo transformó en obra de teatro, Bariona, el hijo del trueno. Lo más sorprendente de esta breve obra, que se representó detrás de las rejas en aquella Navidad bajo cautiverio, es que Sastre explica con asombrosa sencillez, mediante un juego de personajes, lo que tuvo que ser, recibir, aquel 24 de diciembre, la noticia de que el Mesías había nacido en un portal.
Sartre utiliza la figura de Bariona, el protagonista de la obra, para explicar el proceso de transformación que siente quien conoce la buena nueva que trae ese niño pequeño e indefenso al que todos están adorando La obra gira en torno a la esperanza que el pueblo de Israel había perdido, y que recupera gracias a la llegada de un Mesías muy diferente al Mesías que esperaban.
M Borghesi 30 Dias

EL FUTURO DEL HOMBRE

Con un punto de ironía, alguien me dijo: “Y ahora, sin el PP, ¿de qué vamos a hablar?” Evidentemente era una exageración, porque mientras se tenían tropas en Irak se podía hablar y criticar al gobierno, también hablábamos de otras cosas. Pero sospecho que quería decir lo contrario, es decir: “Antes del los 11S u 11M, ¿de qué hablábamos?” Antes de los móviles, ¿cómo lográbamos empresas?

Borremos rápidamente cómo era el mundo antes. Cada día, pienso, se acaba el pasado y mejoraré el mañana. Dejemos de ser conscientes de ello, pero aprendamos. Parece que el mundo empieza a cada momento. Y así se va construyendo el futuro de la humanidad. Muchos lamentamos que haya conflictos y sangre en todas partes, alguien hasta dictamina: “Estamos yendo hacia la autodestrucción del hombre”.

Yo no lo veo así. No he compartido nunca la idea –defendida por los moralistas y los ecologistas más conservadores– de que la especie humana va inevitablemente hacia su extinción. Ya fue especial que apareciera sobre la Tierra, y ya desde la prehistoria habría podido perfectamente ser víctima de unas circunstancias adversas hoy desconocidas –clima, epidemias, degeneración, etcétera–.

Es pura ignorancia, lo reconozco: no sé por qué los humanos se hicieron amos de la Tierra –el mecanismo de dominio sí lo sé, el porqué, no– ni en qué se basa el pronóstico de la autodestrucción. Lo que nos parecen barbaridades son evidentemente barbaridades. Que el hombre va a cambiar, es seguro; como es seguro que siempre ha ido cambiando. Y la reacción de cada generación es estremecerse. Y con motivo, si parte del código de valores que ha hecho suyos. Pero que “vamos hacia la autodestrucción del hombre…” Yo estoy convencido de que mi especie seguirá evolucionando y mejorando durante milenios. ¿Es sólo un acto de fe? Estoy seguro que bastantes están de acuerdo con ello.

El río recupera su libertad

La Asociación Salvemos Mataelpino y su Entorno (SALMA) cuyo objetivo es conservar el medio ambiente del pueblo y los de sus alrededores, en la Sierra de Madrid, se debe de sentir muy feliz por ver realizados uno de sus fines, al igual que otros colectivos e individualidades, que de una forma u otra han colaborado o intercedido para que sea todo mas racional.
El pasado 30 de noviembre, fue retirada la caseta que desde el día ocho de junio permanecía de forma ilegal, sobre el cauce del arroyo afluente del río Gargantilla, en Mataelpino.
Después de 7 meses de denuncias y la presentación de un escrito con más de quinientas firmas ante el Ayuntamiento de El Boalo, la Confederación Hidrográfica del Tajo, la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Medio Ambiente, la empresa FINECO, S.A., ha tenido que retirar la caseta y demoler la plataforma de hormigón construida sobre el cauce del dicho arroyo. Sin embargo, queda pendiente la retirada de los cimientos de la obra que se han ocultado con tierra y las piedras y tubos que aún permanecen debajo, así como la plantación de los árboles que se talaron para la ejecución de las obras.
Todos nos tenemos que felicitar por este éxito, sin olvidar que estos hechos, que a continuación resumimos, nunca debieron producirse:
El 27 de abril, se procede a la tala de los árboles situados en la margen del río y se sitúan piedras sobre el cauce del arroyo, para la construcción de una base de hormigón. Ese mismo día, varios vecinos denuncian los hechos ante el Ayuntamiento de El Boalo, el Seprona, la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y la Confederación Hidrográfica del Tajo.
El día 30 de abril, la Policía Municipal precinta la zona, por carecer la base de hormigón, de licencia municipal.
El 1 de junio, FINECO, S.A., presenta un permiso incompetente, para instalar la caseta sobre el río, ante el Ayuntamiento de El Boalo.
El día 3 de junio, se construye una plataforma de hormigón sobre la base ya existente, violando el precinto policial.
El 4 de junio, los vecinos presentan una nueva denuncia ante el Ayuntamiento de El Boalo, la Guardia Civil y la Confederación.
El 8 de junio, se coloca una caseta sobre la base de hormigón.
El día 11 de junio, los vecinos denuncian por tercera vez los hechos ante los organismos competentes.
El 18 de junio, al descubrirse las irregularidades del proceso, gracias a nuestras actuaciones, FINECO retira la solicitud del permiso de obras.
El día 23 de junio, se presenta la cuarta denuncia de los hechos, esta vez avalada por más de 500 firmas.
Por fin, el día 7 de julio, obtenemos el primer éxito: la Confederación Hidrográfica del Tajo, nos da la razón y abre expediente disciplinario y sancionador a FINECO, S.A.
El día 9 de septiembre, se lleva a cabo una inspección municipal de la zona, con la emisión de un informe relativo a la instalación de la caseta sin licencia municipal y sin la autorización de la Confederación.
El 22 de septiembre, por Decreto de la alcaldía, se insta a FINECO, S.A. a retirar la caseta y restituir el medio ambiente en el plazo de dos meses.
Por fin, el día 30 de noviembre, se retira la caseta.

La Depresión

La depresión: es imprescindible el apoyo social

Depresión viene del latín depressio: hundimiento. El paciente se siente hundido con un peso sobre su existencia. Cuantos de nosotros, no tiene algún caso cercano, miembro de nuestra propia familia, amigo, vecino o quizá, hasta nosotros mismos.

Es un trastorno afectivo que varía desde: bajas transitorias del estado de ánimo que son características de la vida misma, hasta el síndrome clínico, de gravedad y duración importante con signos y síntomas asociados, marcadamente distintos a la normalidad.

En los pacientes afectados, la depresión merma la cantidad y, sobre todo, la calidad de la vida.

Aumenta el pesimismo, la hipocondría, la desesperanza; y disminuye el flujo de pensamientos y acciones, la autoestima, el cuidado e higiene personal, el impulso al reto, a la aventura, a la búsqueda de soluciones,a las relaciones, al goce y al libido.

Además del sufrimiento, aislamiento e incapacitación que produce,acarrea un importante riesgo vital: muchas enfermedades, accidentes, deterioros familiares, fracasos escolares y despidos laborales pueden atribuirse directa o indirectamente a la depresión.

Tres millones de españoles padecen depresión, un trastorno que va aumentando en todo el mundo, hasta el punto que en Europa es la enfermedad mental más frecuente.

Así lo ha manifestado la Asociación Médica Europea (EMA), a través de su responsable en España, Juan Manuel Mendive, que organizó el Día Europeo de la Depresión para concienciar a la sociedad de esta enfermedad.

CAUSA DE DISCAPACIDAD
>En el año 2020, la enfermedad será una de las causas más importantes de discapacidad en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una patología que amenaza con ser una epidemia en un futuro no muy lejano.

El presidente EMA sostiene que no está suficientemente diagnosticada, ya que cerca del 20% de la población afectada la oculta bien por timidez o bien por vergüenza, por el mito social de aparecer como persona débil de carácter o por el estigma social que supone en el ámbito sociolaboral. Si bien nuestro país se encuadra entre los cinco Estados de Europa con las tasas más bajas de enfermos depresivos, la tendencia es de progresivo aumento, sólo en el año 2000 alcanzaron a cerca de tres millones de españoles.

Es necesario ir al médico, ya que según la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la depresión se puede detectar en un 20% de las mujeres en consultas de Atención Primaria, y en un 10% de los hombres.

NECESIDAD DE AYUDA CLÍNICA
Especialistas mundiales afirman que en Atención Primaria se puede controlar al 75% de los pacientes. De éstos, sólo se remiten al especialista el 25 por ciento por falta de respuesta al tratamiento del médico de cabecera o por la propia complejidad del sistema sanitario. Se constata que la consulta psiquiátrica sigue siendo un tabú, aún en esta época por la falsa connotación peyorativa social implícita a esta patología y también que el enfermo no puede salir sólo de la enfermedad, por lo que es imprescindible el apoyo social, especialmente en países desarrollados donde son más elevadas las tasas de depresión. Los jóvenes en etapas de cambio, las mujeres en etapas perimenopáusicas, los mayores frente a la jubilación, son los colectivos más proclives a sufrirla, aunque puede afectar a cualquier persona.

Como dato puntual, el índice de personas mayores de 65 años que la sufren alcanza el 12,5%.

Las terapias apuntan al gran avance del tratamiento de la enfermedad con nuevos fármacos, más seguros y con menos efectos secundarios.